CONFESIONES INCONFESABLES PDF

He only had love for Gala. Jelena Nedjic rated it really liked it Jul 25, I cannot remember what good he tells of in the ibconfesables, which he instantly regretted. There are no discussion topics on this book yet. Published by W.

Author:Mikree Mecage
Country:Qatar
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):11 April 2007
Pages:260
PDF File Size:19.73 Mb
ePub File Size:12.88 Mb
ISBN:317-1-61768-697-9
Downloads:61715
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kagazilkree



Nuestro hombre es fascinante, y su triunfo es glorioso. En Figueras tiene ya su museo. Su renombre es uno de los mayores alcanzados por un artista vivo. No por amor a la paradoja, sino para hacer comprender la originalidad genial de mi voluntad de vivir. Mi juego supremo es imaginarme muerto, devorado por los gusanos. Las siento sobre mi lengua, babeantes de placer al morderme.

Ahora es como una gran esponja empapada de pus, que de pronto estalla y se derrama en un magma en el que se agitan gruesos gusanos blancos. Esa continua presencia de mi hermano muerto la he sentido a la vez como un traumatismo -como si me robaran el afecto- y un estimulo para superarme.

Yo, no. Yo he nacido, como todos, en el horror, el sufrimiento y el estupor. Cierta vez, finalizaba una conferencia en Figueras, mi ciudad natal, ante una muchedumbre presidida por las autoridades locales. Era en Todos se agitaban.

Esa muerte estuvo sellada por el timbre daliniano. Acababa de descubrir el horror de la muerte. A menudo he dicho, parafraseando a Francisco de Quevedo, que la mayor voluptuosidad hubiera sido sodomizar a mi padre agonizante.

Ante tal pensamiento, los sollozos me ahogaban. Al vengarme de mi padre, prolongaba el placer de mi propio deseo. Alumnos y profesores quedaron rendidos y su miedo fue considerable.

Me curaron y me rodearon de atenciones. Yo quiero mirarla cara a cara. Deseo que mi muerte penetre en mi vida como un rayo que me caiga de lleno, como un espasmo amoroso, para que posea mi cuerpo con la totalidad de mi alma. La muerte me apretaba la garganta. La debilidad se convierte en mi fuerza y me enriquezco con mis contradicciones.

Esto es noble. Se trata de aceptar al hombre en su totalidad, incluida su caca, incluida su muerte. Si la muerte pierde su sentido, la existencia humana no tiene relieve. Saboreo mejor la vida, el saberme vivo, cuando devoro un muerto. Un hombre se manifiesta tal cual es cuando tiene el tenedor en la mano. La aristocracia de la Gran Cocina me ha seducido siempre. Seremos digeridos por la tierra. Siempre pienso en ello. La presencia de la muerte no dejo de sentirla ni por un instante.

Me hace feliz, espiritual. Pero no desespero. Esta supervivencia eterna, la deseo, pero conservando la memoria. Quiero acordarme de cada detalle de mi vida. Esta actitud forma parte de mi juego con la muerte. Ella es mi diosa llena de gloria, ella nos gobierna a todos. Es la belleza sagrada y absoluta. Soy el sol que brilla sobre todos estos astros sepultados en la noche de los tiempos. Iba en camiseta y calzoncillos.

En su austeridad no era menos impresionante. Tuvo que arrastrarme. Yo gritaba y me negaba a ir a la escuela. Mis noches estaban pobladas de monstruos y yo gritaba de terror. Mi padre me lleva de la mano. Empezamos a subir la cuesta.

Veo, flotando por encima del tejado, una bandera roja y gualda. Yo se la exijo, pronto, encolerizado. Mi capricho se hace implacable, no cedo. Grito y pataleo. Le he fastidiado la tarde.

A la ceremonia de la caca tampoco le faltaba su encanto. Todo el mundo se precipitaba en seguida para encontrar el objeto de mi victoria.

Durante las clases, yo me encontraba como ausente. El gris sucio de los pies del Cristo y las llagas de sus rodillas. Le obligaba a plegarse a mis juegos y salir de las casillas de su racionalismo, de su calma, de su autoridad. Su estupor ante el insulto fue inmenso. Su seno y su sangre me han dado la vida. Ella era la miel de la familia. Su panza estaba adornada con una imagen de Bonaparte.

Con mi hermana y mis camaradas, clavamos nuestros ojos en la pantalla que se anima. Sin embargo, el milagro es una cosa constante y poseemos la clave para vivir en el secreto del alma del mundo. Pero hemos olvidado los caminos de la verdad.

JEFF PIPPENGER PDF

Confesiones

.

HINTERGLEMM PISTE MAP PDF

Dali Confesiones inconfesables

.

Related Articles